print-logo
Navigation

Nuevo Centro de aguas

Para la fabricación de detergentes y productos de limpieza el agua pura también es una sustancia esencial. Pero el agua es un bien valioso. Por eso, en el Centro de aguas de Werner & Mertz se extrae de un pozo propio de 70 metros de profundidad y se trata en un proceso de varias fases para poder emplearla como agua desalinizada en la producción. Esto se consigue mediante las llamadas instalaciones de RO (RO = ósmosis inversa u ósmosis reversa). En la ósmosis reversa, un proceso físico-técnico, el agua con las sales diluidas se fuerza a través de una membrana semipermeable: de esta forma el agua pura puede atravesarla y las sales se acumulan delante de la membrana convirtiéndose en un concentrado líquido. En comparación con los procesos convencionales, en los cuales se emplean el ácido clorhídrico y la sosa cáustica para desalinizar, con nuestra instalación de ósmosis reversa se reduce el impacto medioambiental considerablemente ya que podemos prescindir del empleo de sustancias peligrosas.

Uso eficaz, reutilización de gran calidad

La administración principal también se abastece con agua de pozo propia. Mediante intercambiadores de calor, se extrae el calor o el frío del agua de pozo y se utiliza para climatizar los espacios. Como una parte de este agua posteriormente se emplea en la producción, se aprovecha doblemente. Además, la extracción de agua se adapta a la demanda real de frío o calor en el edificio. Esto reduce el consumo de agua, y por lo tanto, también el consumo energético para dicha extracción.

Al agua residual de la producción se le añade cal y minerales férreos y atraviesa grandes filtros mientras se aplica presión. Lo que queda es un lodo filtrado que contiene cal y hierro pero que no termina en un vertedero, sino que se incorpora a la industria ladrillera. Aquí se emplea como aditamento en la producción de ladrillos, por lo que el reciclado resulta de gran calidad: perfectamente en consonancia con nuestra filosofía de economía circular sostenible.

Recién tratada: en el Centro de aguas se extrae la sal del agua de pozo ecológicamente.

Desarrollo continuo sostenible

Para garantizar el abastecimiento de la producción con agua desionizada, incluso en caso de un intenso aprovechamiento, y minimizar las fluctuaciones de presión en el sistema, a principios de octubre de 2015 se puso en servicio un segundo tanque de almacenamiento con un volumen de 200 m³.

La instalación de un cuarto sistema de ósmosis reversa (instalación de RO) a principios de 2016 garantiza la fabricación de agua desionizada, incluso con necesidades elevadas en la producción. Además, en mayo de 2015, en la planta de pretratamiento de aguas residuales se instaló un equipo de medición online para recopilar los valores DQO y COT en la corriente afluente de aguas residuales procedente de las áreas de producción. Esto permite reaccionar de inmediato ante cargas elevadas y, dado el caso, recoger las aguas residuales por separado. Gracias al nuevo proceso se prescinde también de la determinación fotométrica de la concentración DQO en la afluencia. Para eso, antes se tenían que utilizar aproximadamente 100 cubetas de ensayo que contienen mercurio y dicromato al mes, que ahora podemos ahorrarnos.

Aquí averiguará más sobre los proyectos: Frosch protege las ranas

Goto Top

Vivir y respirar la sostenibilidad

La empresa familiar Werner & Mertz representa una forma de actuar económicamente previsora, socialmente responsable y protectora de los recursos naturales. Valores de vida que transmitimos a las generaciones futuras.

Deutsch English русский Español Français
Distinguido con el Premio alemán
a la sostenibilidad